Antígona, del género de la comedia

Por José An. Montero & María Ramos

La Companhia do Chapitô sustituyó el previsto  ‘Julio César’ por ‘Antígona’ en la segunda jornada de la 26 Feria de Teatro de Castilla y León en Ciudad Rodrigo.

Segundo día de la Feria de Teatro de Castilla y León, son las once y media de la noche, han pasado casi catorce horas, quince espectáculos, unas cuantas actividades complementarias, una entrega de premios y hasta un aperitivo de bienvenida. Carteles en todos los espacios y varias comunicaciones por redes sociales anunciaban que “Por accidente de uno de los actores, el espectáculo «Julio César» será sustituido por «Antígona», de la misma compañía”. 

A pesar de todo ello, el propio director y coordinador de la Feria desde hace más de una década, Manuel González Fernández, fue amablemente saludando y informando una por una a todas las personas que hacían cola para acceder al Patio de los Sitios. Definitivamente, la gente de la cultura es de otra pasta. Igual que Manuel, durante estos cinco días de Feria, la actividad de organización, programadores, distribuidores y compañías es febril, saben que durante esta Feria puede decidirse el destino del trabajo de muchos meses. Chapeau. 

Otro aforo completo, algo habitual en esta Feria, también el “espectáculo sustituto”. Había expectación por conocer el nuevo montaje de la mítica Companhia do Chapitô, estrenado hace apenas unos meses e inédito en su versión española, pero el accidente, que esperamos leve, de Jorge Cruz, obligó a sustituir el espectáculo por la ‘Antígona’ que ya conocíamos de su paso la edición del año pasado por el festival de Mérida, con la que cerraban su particular trilogía de tragedias clásicas. 

Con casi cuarenta espectáculos y una trayectoria de casi un cuarto de siglo, la  Companhia do Chapitô sigue explorando la comedia visual y física, el teatro contemporáneo, las posibilidades que ofrece un rectángulo de linóleo blanco de tres metros por tres metros y medio, y una escenografía que cabe en los bolsillos. La magia del teatro en estado puro. 

La mayor magia de todas es que a pesar de transformar la tragedia en comedia y de los cientos de versiones conocidas del texto de Sófocles, esta “inadaptación” como se la ha denominado en varios medios, es una de las más fieles que ha pisado los escenarios. No es necesario conocer la trama, ni siquiera tener el más mínimo interés por el teatro clásico, esta “creación colectiva” de la Companhia do Chapitô, además de hacer reír desde el segundo uno, transmite toda la fuerza desgarradora de Antígona, la ambición del poder, la estupidez profunda del alma humana, la tragedia inevitable como desenlace final, sin necesidad de que el público tenga que asistir a una clase magistral de Wikipedia, ni a ejercicios moralizantes de superioridad, ni a monólogos panfletarios, ni siquiera lecciones de pedagogía anti-pedagógica que asolan el teatro actual. 

La propuesta de Chapitô es mucho más profunda y rigurosa que todo eso, se basa en hacer reír y disfrutar con ‘Antígona’, sin discursos moralizantes. Ahí está, Antígona, que desde hace siglos sigue sirviendo de fuente fresca de saberes antiguos, para que por generaciones se pueda seguir bebiendo de su manantial fecundo. La propuesta de la Companhia do Chapitô, honesta y bella, bebe de esas aguas y es capaz de contagiar el interés por los textos clásicos, por su radical contemporaneidad. Comedia sí, pero ejecutada desde la inteligencia y el talento de Pedro Diogo, Susana Nunes y Tiago Viegas, elenco que bajo la dirección de José C. García y Claudia Novoa, elenco brillante, que con elementos mínimos consigue elevar la categoría de la comedia a la altura de la tragedia clásica. Público unánimemente puesto en pie entre pelotas de ping-pong.

Texto original de José An. Montero con fotografías de María Ramos para lacircular.es

Este contenido está realizado bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional. Puede publicarlo libre y gratuitamente en su medio siempre que no se modifique, se cite a sus autores y se informe a través lacircular.revista@gmail.com. Si desea que le incluyamos en nuestra lista de distribución o recibir las fotos sin marcas de agua puede ponerse en contacto a través de dicho email.

Contenido relacionado