PODCAST 103 | El Naán: “La tradición no sólo se conserva recogiendo, sino tirando del hilo hacia adelante”

Por Elena Satue

Con la participación de Carlos Castrillejo, poeta y componente de El Naán, y Carlos Zorromono, impulsor de Espaciocomün Nalda, dibujamos un mundo rural cargado de futuro creativo. Un programa realizado por José An. Montero, Álvaro Muñoz y Elena Satue. Gente con acento. 

En esta ocasión, el viaje por la España rural de La Circular visita Tabanera de Cerrato (Palencia), que con apenas un centenar y medio de habitantes se ha convertido en todo un referente de la creación y la innovación rural. Allí se creó hace una década el Naán, grupo de referencia de los sonidos inspirados en las músicas tradicionales. 

Precisamente en esa localidad palentina tiene sus raíces Héctor Castrillejo, poeta y componente de El Naán, con el que conversamos en esta ocasión sobre su último trabajo “Germinal” en el que han colaborado artistas como Xavier Díaz, Juan Perro, Germán Díaz, Diego Galaz, Jorge Arribas o Greg Devaou. Un trabajo con el que el grupo de Tabanera ha vuelto a salirse de lo previsible para beber agua fresca de muchas fuentes, creando canciones como Lengua Negra, Ariadna, el Silbo del Dale o Cuando el ruido regrese que traspasan fronteras y unen a gentes llegadas de cualquier lugar para conjurar a las diosas antiguas.

Semillas de creatividad que germinan en las tierras castellanas, tantas veces olvidadas y vaciadas. Gentes que emigraron para diseminarse por todo el orbe buscando sobrevivir. Acompañados por sus tradiciones recorrieron los caminos y los mares convirtiéndose en mestizas allí donde se instalaron y que en “Germinal” recorren el camino de regreso para volver a germinar rejuvenecidas en los campos de Castilla. 

Siempre en el camino, el viaje continúa hasta Nalda, una población de mil habitantes de La Rioja, donde conversamos con Carlos Zorromono, de Espaciocomün, un laboratorio de creación artística para el fomento de emprendimientos creativos en el medio rural. Desde allí también imparten cursos de creatividad y potencian lo que a veces parece haber quedado atrás. Asociacionismo, desarrollo rural, gastronomía o movimiento ciudadano son algunos de los principios promovidos por este proyecto.

También trabajan con el barro, el fuego y los tradicionales hornos para terminar sus piezas de cerámica. Hacen tareas de restauración, como la de los autómatas del Teatro Júpiter, uno de los sellos de identidad de la historia de Nalda.

Con la creación de este espacio se ha roto uno de los estigmas que azotan al entorno rural. Aquel que asegura que en el pueblo nadie puede quedarse, a no ser que seas agricultor y ganadero. Se rompe la idea de que el arte está en el Museo del Prado o en el Reina Sofía de Madrid. Se hace evidente que en los pueblos hay mucha historia que contar y mucho arte que enseñar.

Todo ello amenizado, además de con la música de El Naán, con algunos trabajos recientes producto de colaboraciones muy especiales, como la de Tanxugueiras con Aburruzaga en “Meigas”, o la de Karmento con Idoipe en “Llegan ya las danzas”.  Suena el Cri Cri de Karmento para comenzar este viaje en compañía de gente que innovan desde la sabiduría tradicional.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Aceptar Leer Más

Privacy & Cookies Policy