Sobre el escenario de La Mar de Músicas, Rambal

Por José An. Montero

Rodrigo Cuevas desbordó la caja de las pasiones en La Mar de Músicas de Cartagena. De ella, surgió Rambal. Texto de José An. Montero y fotos de María Ramos.

La Mar de Músicas dio la bienvenida a Alberto Alonso Blanco, Rambal, ante un público bien dispuesto a abrir bien los oídos y a subirse a lomos de este paralelo imaginario, que también fue Avenida. Sobrevolando el patio del antiguo Cuartel de Instrucción de Marinería, que un día también fue prisión como atestiguan los escalofríos pegados a sus paredes, Rambal traspasó el tiempo y los estados de la materia, ni sólido, ni líquido, ni gaseoso. Ni tan siquiera en forma de plasma, sino en forma de condensado de Bose-Einstein, algo sólo se da en el espacio a muy altas energías, casi demostrando empíricamente que el espacio-tiempo es tan sólo una especie de líquido en el que flotan gentes que danzan y cantan, que lloran y sueñan. 

La voz de Concha la Guapa anunció lo que ya todo el mundo sabía, Rambal, cosa mítica en Xixón, cantaría esta noche por Marifé, pero también por Samuel y por todas las demás. Miraría fijamente desde el escenario a un patio de butacas iluminado para fantasear que ya no quedan gentes que se incomodan cuando se recuerda que hace ya cuarenta y cinco años, la noche del 19 de abril de 1976, lo asesinaron en su propia casa por ser “maricón de nacimiento”. 

Volvió a cantar Rambal su cancionero popular, con la belleza y audacia con la que solía, Mari Loli a la guitarra, el patio alborotado y los presos del lugar liberados de cadenas. Cartagena, cuando te canta Rambal, su cadencia y marca el ritmo a La Mar. Cartagena, paseíto de Rambal, se suma también las vírgenes  ya sin soledad. 

Con Rambal vino también, haciendo los coros, un tal Rodrigo Cuevas. Un chaval más majo que las pesetas, y que a esas alturas de la historia, ya todas y todos sabrán, que solo canta temazos. 

Esa misma noche, un tal Jeff Preston Bezos, cumplió su sueño de pasear por el espacio exterior. Regresó a la tierra en los habituales estados sólido, líquido y gaseoso. Nada extraordinario. 

Rodrigo Cuevas actuó el día 20 de julio de 2021 a las 21:00 en el patio del antiguo CIM dentro del programa de 26ª edición de La Mar de Músicas de Cartagena (España)

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Aceptar Leer Más

Privacy & Cookies Policy