La pantalla más grande del mundo

Por Espacies

La aventura está a nuestro alrededor, en ese parque al que nunca hemos ido, en esa calle que nunca hemos recorrido o en esa montaña que siempre está ahí pero a la que nunca hemos subido. En cada rincón inexplorado la imaginación humana es capaz de ubicar fantasías. 

En la clase de hoy hemos salido de las paredes de nuestra clase para descubrir la pizarra más grande del mundo, una pizarra en la que coge toda una ciudad, toda su historia, el fondo del mar, las cuevas subterráneas llenas de agua, pantanos desaparecidos, monjes que un día se sentaron en este mismo lugar, aventureros, ganados de ovejas que van buscando el sur, refugios antiaéreos. Un espacio en constante cambio que va conservando pistas de lo que un día fue. 

Hoy hemos subido al cerro de la Merced, ese cerro que vemos desde la ventana de nuestra clase, para descubrir que el mundo sigue palpitando más allá de nuestras pantallas. 

Contenido relacionado