Naturaleza y Música en la Fuente de las Tablas

Por Adolfo Igualada

Grupo de alumnos, familiares y amigos de La asociación de La Placeta, Espacio Musical, pasaron fin de semana en el Albergue Fuente de Las Tablas, disfrutando de la naturaleza y la música en un entorno único, El Área recreativa de la Fuente de Las Tablas.

El viernes, ya por la tarde, empezó la música que se desparramaba por El Cambronal, Monte de Fuencaliente hasta la Cueva del Boquerón. La noche se hizo corta y las estrellas en blanco anunciaban una escarcha de diciembre.

El sábado por la mañana, ruta de senderismo hacia la Cueva del Boquerón para comprobar que la música había llegado hasta su boca llena de agua. Guitarristas, amigos, niños…por el arroyo hacia esa cueva que tanta magia contiene. Saltando por las piedras, por el agua, con porteadores improvisados y subidas calientes hasta la entrada de la misma cueva. La música estaba allí y la luz y el agua inundaban todo el arroyo.

La comida, el departir, compartir…el descanso. La treintena de guitarras, con Lara y Rafa sin tregua, volvieron a oírse con más fuerza. La noche seguía fría pero el calor de todos, con la chimenea encendida, hizo que LA MUSICA, esa noche, llegase hasta Monteagudillo, no lejos del Albergue. Sábado noche. Por los ventanales del salón la noche se volvía blanca y las últimas guitarras con coreografía improvisada ante el fuego, seguían con el repertorio de La Placeta y canciones vintage…sin sueño.

La mañana del domingo trajo otro despertar. Las guitarras siguieron tocando y otros se fueron a comprobar que LA MUSICA llegaba a Monteagudillo, ese castillo de tierra y caliza que enseñorea el territorio de La Toba.

Las despedidas se hacen esperar de tanto ensueño sin sueño. Naturaleza y Música para un próximo encuentro.

Contenido relacionado