La primera edición de cARdeneTE SONADO por todo lo alto con MODUS PROJECT

Por Julio Urbán

Esta agrupación de cuerda presentó un variado programa perfecto para finalizar este ciclo de conciertos

El violín, el cello, la guitarra y la viola se fusionaron en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de manos de los artistas Ane Matxain, Virginia Glez, Josep Trescoli y Sergio Menem. A las 20,00 horas comenzaba lo que el grupo presentó como un maravilloso viaje recorriendo Buenos Aires, cruzando el océano para llegar a España y pasando también por Cuba y sus descendientes. Mucha gente no se quiso perder este último concierto y la Iglesia de nuevo se encontraba llena hasta el último banco.

Argentina fue la primera parada de este viaje transoceánico con piezas del compositor argentino Astor Piazzolla tales como “Introducción al Ángel” o “Lo que vendrá”. La Iglesia se sorprendía al presenciar esta mezcla de sonidos impactante y a la vez mágicos.

El viaje partió para llegar a España dónde compositores tan relevantes como Enrique Granados o Manuel de Falla hicieron vibrar la Iglesia. Modus Project presentó desde danzas hasta nanas mostrando así el increíble patrimonio musical que caracteriza a la historia de nuestro país. Entre estos autores tampoco se quiso olvidar de Cuba y uno de sus principales referentes en España, Ernesto Lecuona, el cual pasó gran parte de su vida en nuestro país y así se pudo apreciar en sus obras.

Durante esta segunda parte hubo un pequeño descanso en el que se clausuró la primera edición del festival donde el alcalde de la localidad conquense, Paco Cócera, aprovechó la oportunidad para compartir unas palabras. También Antonio López, párroco de de Cardenete, y Ángel Luis Quintana, asesor musical del festival, quisieron expresar unas palabras para finalizar el festival. Todos ellos mostraron su compromiso con la continuidad del festival y aseguraron que pronto se pondrían a trabajar en una segunda edición. No se olvidaron tampoco del público, en especial del pueblo de Cardenete, al cual agradecieron su implicación y colaboración con el festival.

Para finalizar el concierto, el viaje volvió de nuevo a Argentina. Cuatro piezas de Astor Piazzolla fueron el cierre perfecto de 11 conciertos que han revolucionado el pueblo de Cardenete y lo seguirán haciendo por mucho tiempo, porque Cardenete es música, Cardenete es arte, Cardenete es ARTE SONADO.

Texto y fotos de Julio Urbán para www.lacircular.es, puedes ver todas las crónicas del festival en CARDENETE SONADO.

Contenido relacionado