Las fronteras en la mundialización del mercado

Por Julio Urbán & Paz Garcia Blanes

Hace unas semanas que la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de la UCLM-Cuenca acogió el Congreso Biopolítica y Fronteras, que llevó por lema ‘Vulnerabilidad, Resistencia y Derechos Humanos’. En su primera mesa redonda, Nacho Escutia, Juan Carlos Velasco y Begoña Múgica conversaban sobre la realidad de las fronteras y las divisiones territoriales en nuestros días con el objetivo de entender los conflictos y conocer los orígenes de la división de los territorios. 

Para Nacho Escutia, profesor profesor asociado a la UCLM y miembro del equipo de trabajo del proyecto estatal I+D+I “Desigualdades, privilegios y justicias sociales”, “la frontera entre China y Taiwán es uno de los puntos clave para entender el mundo contemporáneo. El proceso de progresiva liberalización y modernización económica debido a la inversión exterior de chinos que emigran a Taiwán es un hecho decisivo en la situación económica oriental”. Escutia subraya el concepto de la idea de ‘Una sola China’ que Xi Jiping reafirmó en 2017, aunque “se evita hablar de país y evoca a China como un todo. Una probable guerra con EEUU tras una invasión de Taiwán es uno de los principales riesgos de la actualidad geopolítica.”

En este sentido, Escutia afirma que ninguna de “las dos potencias mundiales se pueden arriesgar a un conflicto de tal envergadura. La legitimidad del gobierno chino se quebrantaría, pero igualmente se quedaría sin su principal fabricante de microchips debido a que Taiwán fabrica el 91% de los semiconductores de última generación a nivel mundial. Entrar en un conflicto bélico abierto contra un país que fabrica la mayoría de los microchips que son necesarios para ganar una guerra sería un suicidio. Sobrepasar esta frontera puede llevar graves consecuencias para ambas partes”.

China se ha visto obligada a crear un capitalismo con características chinas, “esto es, dejar que algunas personas se enriquezcan primero y renunciar a algunos de los puntos comunistas que poseía. Este país, puso sobre la mesa un paquete de medidas capitalistas para así lograr reforzar su posición mundial. Tomaron medidas como un sistema para la fijación de precios o la estimulación de competencia entre las empresas estatales”. Un hecho, que según Escutia “ilustra a la perfección la situación actual de muchos países, pues el estado no posee una capacidad de acción suficiente como para resistir al libre mercado”. No obstante, el profesor de la UCLM sí que piensa que esto no conlleva necesariamente una disolución del orden y que es algo común de la globalización económica neoliberal. 

«La neoliberalización”, explica, “es la principal inercia debilitadora de los Estados-Nación. La privatización del Estado opera realmente una suerte de redistribución respecto de la concentración del poder por parte de los Estados”, añadió Escutia preguntado sobre la influencia y la intervención del estado en este ámbito y de cómo se debía de buscar un marco para conservar la libertad. Si bien, este mismo proceso “muchas veces puede poner en riesgo los derechos civiles que históricamente se han endeudado al marco del Estado-Nación”, remarcando la importancia de las críticas y resistencias como fue el caso de las revoluciones del siglo XX, revoluciones que no obstante se operan bajo las mismas dinámicas de asociación posibles, de carácter biopolítico, que dibuja el horizonte neoliberal, «los cuerpos, los sentimientos, todo aquello que en el siglo XIX era excluido de la esfera política, aflora ahora mediante su econominación como ámbito eminentemente político»

En esta mesa redonda también participó Juan Carlos Velasco, profesor del instituto de investigación del CSIC, con una intervención centrada en el concepto de frontera. Para Velasco es muy difícil encontrar una definición de frontera, pues tiene tanto funciones jurisdiccionales como funciones de control y es muy difícil conseguir una presentación concreta para este concepto. La frontera entendida como un muro suele ser una metáfora incorrecta. También habló sobre los distintos tipos de fronteras que podemos encontrar: con paso controlado, con barrera, tierra de nadie… y las distribuyó por todo el mundo siendo las fronteras con paso controlado las más comunes (60%). Velasco también habló sobre las diferentes características que pueden ayudar a diferenciar unas fronteras de otras como puede ser su estabilidad y su permeabilidad. También explicó cómo el desplazamiento continuo de las fronteras puede impedir distinguir a los nativos de los inmigrantes y de cómo las fronteras están en un proceso de reinvención en un mundo de cambio. 

Por otro lado, también es importante la manera en la que la población concibe las fronteras a través de mapas y líneas que poco a poco han pasado a ser vectores activos con mucha influencia en los procesos sociopolíticos del presente. Esto quiere decir que el concepto de frontera como ‘muro’ está desapareciendo y nacen nuevas formas de concebir el mundo. Además, el ponente habló sobre la influencia del Estado en las fronteras con su poder a la hora de la mediación y el control en el paso de estas. 

La globalización fue otro de los protagonistas de la mesa, pues es una prueba del incremento de los movimientos tanto económicos como de personas que aumentan la relevancia de las fronteras en estos sectores.  Velasco también habló sobre la igualdad y como no todas las personas pueden viajar a cualquier lugar. Para él, “Las fronteras se han convertido en poderosas máquinas clasificatorias”. Procesos de refronterarización o de desfronterización en distintos ámbitos como el comercio o las comunicaciones dan lugar a estas desigualdades a nivel global. 

Tras ambas intervenciones, se abrió una ronda de preguntas en la que la creación de una ‘Constitución Económica’ o la libertad dentro de un estado neoliberalista fueron los temas más redundantes. En resumen, se trató de un debate sobre las fronteras muy enfocado a la actualidad. Las desigualdades y guerras tuvieron mucha presencia en los discursos de ambos ponentes y la vulnerabilidad de la población frente al neoliberalismo político y fronterizo fue clave para el transcurso de la jornada. Dos profesionales que dieron lo mejor de ellos para presentarnos esta realidad política.

Texto de Julio Urbán con fotografías de Paz García Blanes para La Circular. Puede ver más contenidos de este congreso en este enlace.

Contenido relacionado