PODCAST | Amparanoia: «Perdemos demasiado tiempo en quejarnos»

Por José An. Montero

Tras 15 caminando en otros proyectos, Amparo Sánchez recupera a su alter ego Amparanoia para presentar ‘Himnopsis Colectiva’ (2021), un trabajo vital rico en ritmos, colores y texturas.

Amparo Sánchez es Amparanoia, pero no sólo. Amparanoia es sólo la luz más visible desde la lejanía, pero son otras muchas luces las que iluminan la gran estancia creativa de Amparo Sánchez. Demasiadas tristezas han llovido en este mundo desde aquel maravilloso trabajo fundacional ‘El Poder de Machín’ (1997) como para seguir llorando las mismas lágrimas. 

Como los grandes luchadores aztecas, Amparo vuelve a enfundarse la máscara de Amparanoia después de quince años para presentar un trabajo aéreo y vital, lleno de ritmo, vida, folklores y acrobacias musicales a la altura del mítico grupo del mestizaje. Amparo abre las ventanas de su nueva casa granadina para que entre el frescor del mundo y corran libres los sonidos, que no entienden de fronteras ni pandemias. ‘Himnopsis colectiva’ (2021), lleva por título esta colección de canciones tan frescas y vitales, como trascendentes y sustanciosas. Trece canciones llenas del sabor potente e intenso nacidas fuera del invernadero y del laboratorio. 

Un álbum que, según Amparo Sánchez, «es muy conceptual, desde el título, con himnos que tratan de despertarnos de esta hipnosis colectiva en la que nos encontramos. Despertarnos a nuestra realidad, a nuestro contacto interior, a nuestro presente, a lo que de verdad importa». Trece canciones en las que Amparanoia «afronta la vida con alegría, estando unidos en los momentos difíciles, pero no perdiendo esa capacidad innata que tenemos de mirar todo con alegría y con el vaso siempre medio lleno». 

Exuberancia musical que no debe confundirse con banalidad, pues en cada canción hay cientos de espinas escondidas disfrazadas de alegría. «Siempre he sido una persona que le ha cantado a la alegría,» confiesa Amparo, «pero también reconozco que en los álbumes de Amparanoia hay canciones muy tristes, pero adornadas y vestidas con tanta alegría y tantas sonoridades que parecen dejar atrás ese sufrimiento. Ese es el poder de hacer las cosas con Amparanoia, que me da la posibilidad de darle la vuelta a los sentimientos.» 

Incluso cuando Amparo Sánchez, transmutada en Amparanoia, ha querido hacer una canción a su mamá recientemente fallecida, «no me quedó una canción triste, sino que me quedó una canción realzando todo lo bueno que ella me transmitió, sobre todo a ponerle una sonrisa a la vida, a bailarla, a recordar que el tiempo aquí es limitado, efímero, que todos nos vamos a ir y que tenemos que disfrutar el tiempo que estemos aquí».

Tampoco puede faltar el recuerdo a la Abuela Margarita, que se marchó hace poco, y a la que Amparo Sánchez preguntaba por qué las guerras o el hambre en el mundo. «La Abuela Margarita me respondía que igual que hay luz hay oscuridad, tenemos que ir haciendo luz, desear que la humanidad sea luz, para eso estamos. Hacer canciones que inspiren eso, relaciones que inspiren eso, pero evidentemente estamos en como en hipnosis. Ojalá tuviera todas las respuestas».  

«Soy exactamente la misma persona, afortunadamente con un poco más de sabiduría, de madurez, de tranquilidad, de paciencia. En aquella época era un poco más impaciente. La vida de nadie es sencilla, la mía tampoco. Yo venía de una época muy dura a nivel personal aquí en Granada. Está todo en mi libro ‘La niña y el lobo’. Llegué a Madrid sin conocer a nadie y con un niño de nueve años. Empiezo a trabajar de camarera, tocando en club, intentando pagar las facturas como todo el mundo. Al año y medio firmé mi primer contrato discográfico, mi vida dio un vuelco completo».

Siempre es buena noticia que Amparanoia haya vuelto, pero durante estos quince años de ausencia, Amparo Sánchez además de no dejar de subirse a los escenarios, ha creado su propia discográfica ‘Mamita Records’, ha publicado sus memorias bajo el título de «La Niña y el Lobo», presentado trabajos en solitario como ‘Espíritu del Sol’ o en colaboración con otros artistas como el maravilloso ‘Hermanas’ con la poeta María Rezende, ha escrito ‘Metanoia’, una guía práctica para la toma de consciencia y trabajar el autoconocimiento o producido trabajos como ‘Corazón de Niña’ con la propia Abuela Margarita o trabajando con nuevos artistas. «En el noventa y siete nunca hubiera pensado que tendría un sello discográfico que ahora es mi labor y mi propósito en la vida. Tener un sello para mi trabajo, pero también con un catálogo de calidad, de música bien hecha, de cuidado al artista, de mimo, quizá lo que yo nunca he tenido en una compañía», cuenta Amparo con esa energía que siempre le acompaña.

Este podcast de Radio Diferencia ha sido realizado Ilke Carrillo, José An. Montero e Inés Villodre y se publicó el 21 de febrero de 2021 en El Diario CLM.

0 Comenta

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Aceptar Leer Más

Privacy & Cookies Policy