Tarde de libros y lechugas ecológicas en Optimismo Rural

Por La Circular & Evelyn Mardomingo

Tres y media de la tarde del miércoles 29 de junio. Estación de Autobuses de Cuenca. Hora y lugar de encuentro para iniciar la visita a Tragacete. Allí estaba esperando ya el autobús de Casado al equipo del club de lectura de la Librería del Tiempo, a los niños de Mentoría y a algunos de los estudiantes de TFG de la Facultad de Educación de Cuenca. Las chicas (y chico) de La Librería del Tiempo cargaban con maletas para hacer su taller de lectura y con los sacos de dormir para pasar la noche fuera en lo que sería la despedida de una temporada intensa de reuniones y podcast. 

Camino de la Serranía de Cuenca donde les esperaban las niñas y niños del colegio de Tragacete para sumarse a la excursión y visitar todos juntos la huerta ecológica de Vicente, uno de los últimos habitantes de Tragacete. Mientras tanto, los estudiantes daban los últimos toques a la defensa de sus TFGs en la casa de Don Casildo. 

Merienda en la piscina todos juntos. Librería del tiempo, Mentoría, colegiales de Tragacete y el equipo de becarios de la Fundación Los Maestros. Cruasanes recién hecho en el horno de Marcelo y Claudia, zumos y muchas risas, algunas también de nervios, pues el equipo de la Librería del Tiempo repasaba mentalmente los últimos detalles para el taller de lectura sobre las emociones que iban a hacer a continuación en la Casa de Don Casildo, sede este año de los Cursos de Verano que organizan la Fundación y la Universidad de Castilla-La Mancha en Tragacete. 

Fueron un par de horas intensas de emociones, lecturas y disfraces donde participantes de todas las edades compartieron versos y prosas a la fresca de la parra del patio. Entonces llegó Vicente con las lechugas ecológicas de su huerto que repartió como ramos de flores. Foto de familia y, mientras esperamos que se repita, el equipo de la Librería del Tiempo partió a disfrutar de una noche campestre, los niños del cole y el equipo de becarios a disfrutar de la sesión DJ de Evelyn después de cenar y los estudiantes de Educación con los deberes hechos y su título de maestro ya al alcance de la mano.

Fotos: Evelyn Mardomingo para La Circular

Contenido relacionado