Irene Ávila: “Los Juegos tradicionales son ideales para realizar recreos interculturales”

Por Paula Úbeda & Elena Lara López

Irene Ávila presentó su propuesta sobre Juegos tradicionales para recreos interculturales durante la “Jornada de Escuela Rural Conectada y Currículo LOMLOE”, enmarcada dentro del Seminario Permanente Escuela Rural y Comunidad, organizada por la Cátedra de Oportunidades para el reto demográfico de la Diputación de Cuenca-UCLM  junto con la Facultad de Educación de Cuenca los próximos días 24 y 25 de noviembre.

Mediante los juegos tradicionales, la egresada de la facultad de educación,  Irene Ávila Rodríguez presentó esta propuesta, basada en  su Trabajo Fin de Grado, en la que explica que tiene como objetivo “fomentar recreos activos en el aula, a través de una propuesta integradora de nacionalidades”. 

Su propuesta está enfocada en aulas unitarias como las que existen en las localidades más pequeñas de Castilla-La Mancha, donde niñas y niños de distintas edades conviven en la misma clase. “En concreto, he realizado mi propuesta centrándome en Villarejo de Fuentes, que pertenece al CRA San José de Calasanz, con cabecera en Palomares del Campo”.  

En su propuesta no sólo incluye a las niñas y niños, sino a toda la comunidad educativa, facilitando la cohesión social a través de la escuela. “En una zona como la mía con gran tradición trashumante, las experiencias migratorias ayudan a interaccionar porque las historias de migración son similares”.

Una propuesta que incluye, además de recuperar los juegos tradicionales de la zona,  un juego de historias cruzadas, un cuento migratorio, una maratón fotográfica. También propone combinar el Conocimiento del Medio con las áreas artísticas y de educación física a través de las danzas y juegos. 

“La gran similitud de los juegos tradicionales en muchas partes del mundo”, explica Irene, “permite una integración más efectiva y afectiva a través del juego, pues considero que los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando. Nunca es demasiado tarde para dejar atrás los prejuicios y jugar juntos”.

Texto de Paula Úbeda y fotografías de Elena Lara para lacircular.es

Contenido relacionado